domingo, 8 de julio de 2012

El fluido caloportador que circula por el sistema se somete a importantes cambios de temperatura. Estas diferencias pueden ir desde temperaturas bajo 0ºC, en zonas con heladas, hasta incluso mayores de 100ºC.


Sistema de circulación forzada.
RES & RUE proyecto europeo sobre energías renovables y eficiencia energética.

Como resultado de estas variaciones se producen cambios en el volumen del fluido, por ello es imprescindible tener elementos capaces de absorber dichas variaciones, los cuáles son denominados sistemas de expansión.

Entre los tipos de sistema de expansión utilizados distinguimos:

a) Expansión abierta 

En este caso el fluido del circuito primario está comunicado permanentemente con la atmósfera (con pérdidas por evaporación), por lo que los elementos de los sistemas de expansión se sitúan a mayor altura que la del punto más alto del circuito primario. 


Expansión abierta Sistemas de expansión.
AMV Ediciones.

b) Expansión cerrada

El fluido se encuentra separado de la atmósfera. Se añade un vaso de expansión con una membrana elástica que divide al mismo, por un lado contiene el fluido del circuito primario y por el otro un gas (que podría ser aire) a cierta presión, encargado de absorber las variaciones de volumen.

Al calentarse el fluido se produce un incremento de volumen, lo que hace que la presión crezca, y así el fluido presiona la membrana del vaso y la deforma, invadiendo el espacio y comprimiendo el gas.


Expansión cerrada Sistemas de expansión.
AMV Ediciones.

Al enfriarse el fluido su presión baja; entonces, como la presión del gas del vaso es mayor, realiza una contrapresión sobre la membrana, restituyéndola a su posición original.

Fuente: Extracto de los Manuales de Curso Técnico en Energía Solar: Térmica y Fotovoltaica de EUDE- Escuela Europea de Dirección y Empresa.